El bullerengue perdió a uno de los suyos. Paz en la tumba de Wilfrido Valdelamar Barrera

Wilfrido V 16AGO2018El bullerengue perdió a uno de los suyos. Paz en la tumba de Wilfrido  Valdelamar Barrera

San Juan de Urabá no solo perdió a uno de sus hijos, sino también a uno de los más reconocidos cultores y promotores del Bullerengue. Wilfrido Valdelamar Barrera falleció en los primeros días del mes de agosto de 2018 dejando tras de si una larga lucha por la música y el baile de la subregión de Urabá.

Hijo de doña Eloina Primera y de don Ángel María, respiró el aire del corregimiento de Uveros desde el día de su alumbramiento en 1971. Desde muy temprana edad el Bullerengue, como música y baile, ocuparon la mente y los días de Wilfrido, hasta convertirse con los años en uno de sus grandes cultores, difusores y guardianes.

Al momento de su muerte Wilfrido se desempeñaba como monitor  de  Bullerengue de la Casa  de la  cultura del municipio de San Juan de Urabá  y también como director  del grupo  de Bullerengue  Juventud  Alegre,  de la  Casa  de  la  Cultura, y de los  semilleros de Bullerengue de  la Institución Educativa  San Juan  de Urabá, Vereda  Balsilla, y  del  grupo  son de  Uveros.

El Instituto de Cultura y Patrimonio de Antioquia (ICPA) lamenta profundamente su partida, y expresa sus condolencias a toda la comunidad de San Juan de Urabá, así como también se solidariza con quienes heredan su legado y reciben la posta de una tarea que deberá seguir su rumbo con total dedicación y entrega. El Bullerengue urabaense así lo requiere.